Av. Arturo Prat S/N

Frente Rest. Rosa Nautica

contacto@kayak3rios.cl

+56-9-46169265

 

© 2015 por MAPT

Creado con Wix.com

  • Twitter Clean
  • facebook
  • Instagram - Círculo Blanco

Kayakeando por costas vírgenes del Lago Maihue

Al oriente del turístico lago Ranco, en la Región de Los Ríos, se encuentra escondido entre la cordillera de los Andes el Lago Maihue. Este lugar es perfecto para realizar variadas rutas en kayak, que pueden ir desde un tranquilo recorrido bordeando sus riberas y bosques costeros, hasta descensos por sus ríos efluentes para los más aventureros.

 

 

El lago Maihue -cuyo nombre significa “jarrito para beber”- presenta aguas verdes azuladas, las que a poca profundidad, alcanzan tal transparencia que se pueden observar con impresionante detalle gigantescos árboles sumergidos. Además, aún conserva casi sin intervención humana grandes extensiones de su ribera, lo cual sumado al hecho de ser menos conocido que su vecino lago Ranco, permite a sus visitantes disfrutar de este lugar en completa tranquilidad y, si gusta, en completa soledad.

 

Para navegar sus aguas, nos juntamos en Valdivia con Manuel Pozo, dueño de Kayak 3 Ríos, quien nos estaba esperando en su vehículo con los kayaks y el equipo necesario para realizar la travesía de 30 km que nos había propuesto. El plan consistía en realizar una travesía de dos días, el primer día bordearíamos la costa norte del lago por cerca 18 km hasta el camping Maqueo donde dormiríamos y el segundo día, volveríamos por la misma costa recorriendo unos 12 km. Una vez listos para partir, nos dirigimos desde Valdivia a un pueblo precordillerano llamado Llifén. Desde éste, recorremos los últimos 20 km de camino de ripio que nos separan de nuestro punto de partida en la costa noroeste del lago, puerto Los Llolles.

 

Mientras recorremos este último tramo de acceso al lago, nos fascinamos con los alrededores de Llifén. Esta localidad presenta construcciones hechas de piedra y madera, típicas de este tipo de pueblos precordilleranos y extensos prados verdes para el ganado, los que terminan abruptamente en las laderas boscosas de las montañas que lo rodean. Manuel nos cuenta que Llifén tiene alrededor de 2.000 habitantes, es conocido por sus termas, la pesca y, además, existe recientemente una zona de escalada en roca de granito.

 

 

 

Al llegar a la playa de puerto Los Llolles, estacionamos los autos y distribuimos nuestro equipo y comida dentro de los kayaks. El clima nos acompaña: hay un día de sol maravilloso y el lago es una taza de leche, así que, nos disponemos a remar.

 

Enfilamos en dirección sureste hacia el camping Maqueo, mientras nos vamos acercando a la orilla norte del lago para observar de cerca los bosques que se abalanzan desde sus escarpadas laderas sobre el agua. Están compuestos de coihues, olivillos y mañíos, y para nuestra suerte, entremedio de la vegetación destacan intensos manchones rojos de nuestra escasa flor nacional, el copihue. Los enormes troncos de estos árboles dan cuenta de lo prístino del lugar, y mientras avanzamos nos envuelven los cantos de las aves del bosque, el chucao y el rayadito. Cada cierto tiempo, aparecen paredes rocosas desde las que cuelgan las gigantes hojas de las nalcas además de una gran variedad de helechos.

 

Después de haber remado unos 11 km, Manuel nos dice que enfilemos hacia una larga playa que divisamos a lo lejos. Al acercarnos, nos damos cuenta que remaremos entre medio de un increíble cementerio de árboles sumergidos, derribados y arrastrados hacía el lago hace mucho tiempo por una gran tormenta. Las gigantescas ramas que sobresalen del

agua están completamente blancas, y desde ellas nos miran unas grandes aves negras llamadas cormoranes. Finalmente, después de atravesar la desembocadura del río Pillanleufu y con un poco más de oleaje debido a que se ha levantado viento, llegamos al camping Maqueo. Felices de estirar las piernas y descansar nuestros brazos, armamos las carpas y nos disponemos a saborear de un reponedor asado y una buena conversación alrededor del fuego. Este camping dispone de baños y mesas techadas para pasar un confortable rato y desde acá se puede observar el impresionante cordón Caulle, aún cubierto de cenizas por su erupción de 2011.

 

A la mañana siguiente, emprendemos nuestro viaje de retorno con otro día soleado y sin viento. Esta vez, enfilamos la proa de nuestros kayaks directamente a Puerto Los Llolles para que el viaje sea más corto. A medio camino decidimos ir a explorar una pequeña ensenada con una playa oculta que nos llama la atención. Se nota que nadie a estado acá, este paraje me transportó a algunas escenas de la película del “Señor de los anillos”. Tras el descanso, comenzamos la última parte del trayecto hasta la orilla donde esta travesía empezó .

 

De regreso a casa recuerdo las palabras que Manuel me dijo mientras me contaba que lo había dejado todo para venirse a vivir a Valdivia y crear esta empresa: “Soy guía de kayaks porque quiero compartir la plenitud que siento cada vez que hago una travesía”. Y en efecto, tenemos la sensación de haber vivido una experiencia inolvidable y quedamos con ganas de más.

 

 

 

Hágalo usted mismo

 

Dificultad: Media. Debido a que las aguas de este lago son tranquilas, la dificultad radica en poseer un estado físico moderado para remar las 4 horas que tomen los 18 km de ida y las 3 horas que toman los 12 km de vuelta aproximadamente.

 

Temporada recomendado: Esta ruta puede realizarse durante todo el año, si se tiene el equipo personal disponible para ello. Es necesario tener en cuenta que en los lagos de esta región, el viento comienza generalmente a partir de las 11 am, por lo cual es recomendable iniciar la navegación no más tarde de las 9 am. Entre los meses de noviembre a marzo, se levanta ocasionalmente un viento muy fuerte llamado Puelche, el cual puede llegar a durar 3 días impidiendo la navegación.

 

Equipo personal: Dependerá de la época en la cual se desee ir, pero siempre hay que estar preparados para la lluvia por lo cual se recomienda llevar ropa para las cuatro estaciones. Protegerse la cara y cabeza con lentes de sol y gorro. Para la parte superior es necesario una polera transpirable de manga corta o larga, chaqueta corta viento e impermeable, guantes para las manos y un polar o parka para abrigarse del frio. Para la parte inferior, pantalones impermeables o traje de baño. Para dormir, saco sintético adecuado a la temperatura de la época, colchoneta, carpa y linterna frontal y por último, para transportar el equipo en el kayak que no desea que se moje, bolsas secas.

 

Con quién: Estas y otras travesías las organiza Kayak 3 Ríos, localizado en la ciudad de Valdivia. Teléfono +56 9 6576 6799, http://www.kayak3rios.cl/.

 

Dormir: Para dormir en el camping Maqueo debe comunicarse previamente con don Hernán, teléfono +56 9 8245 4483.

 

 

 

Please reload

Entradas destacadas

I'm busy working on my blog posts. Watch this space!

Please reload

Entradas recientes
Please reload

Archivo
Please reload

Buscar por tags

I'm busy working on my blog posts. Watch this space!

Please reload

Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square